Nuestras herramientas de planificación mejoran la comunicación entre grupos de asistencia humanitaria y la infraestructura de salud local. Proporcionamos la información que médicos y voluntarios extranjeros necesitan para contribuir al desarrollo de comunidades.